Analizan modelo de integración Europea y su aplicabilidad en América Latina

20-10-2017

Expertos en el desarrollo de la Unión Europea y también en el futuro Corredor Bioceánico Coquimbo-Porto Alegre debatieron respecto a los desafíos de la región ante la futura construcción del Túnel y esta instancia de integración comercial.

Conocer el proceso de integración que se desarrolla en Europa desde hace más de seis décadas, y cómo este modelo puede replicarse en América Latina con un proyecto concreto como es el Corredor Bioceánico Central Coquimbo-Porto Alegre y la futura construcción del Túnel de Agua Negra fue el objetivo del Panel “Futuro de la Integración Europea: Desafíos para América Latina y el Corredor Bioceánico”, organizado por el área de Vinculación con el Medio de la Universidad Católica del Norte.

En el encuentro participaron el exembajador de Polonia en Chile, economista y académico de la Universidad de Lodz, Ryszard Piasecki quien presentó Aspectos generales de la integración en el Viejo Continente a través de la Unión Europea; el ex director de Corfo, economista y Director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN, Cristian Morales quien planteó el Desarrollo e integración en América Latina con el Corredor Bioceánico y por último, el magister en Ciencias Económicas de la universidad de París y experto para américa Latina del Programa Europeo URB-ALIII, Georges Bonan quien fue el encargado de presentar el tema de la conectividad Binacional como desafío para una red de conectividad territorial.

Luis Moncayo, Secretario de Vinculación con el Medio de la UCN explica que esta actividad se enmarca en el rol de las universidades de generar “debate y conocimiento al servicio de la comunidad académica, estudiantil y externa que esté interesada en ampliar su visión y perspectiva respecto a temas que tenemos que abordar como país en un mundo globalizado y en constante interdependencia”.

Agrega que se eligió esta temática debido a que se debe conocer cómo la unión Europea está enfrentando el tema de la integración ante fenómenos como el Brexit, la reciente declaración de independencia de Cataluña, procesos migratorios, terrorismo que ponen en duda si es que los países que integran esta UE comparten la misma visión de la unidad y el concepto de integración.

“Y en un mundo globalizado se produce la paradoja que hay un continente que enfrenta el desafío de la integración con algunas dificultades y hay otro, en este caso América del Sur, donde estamos haciendo apuestas a procesos integradores, no sólo física, sino que económica, comercial, cultural y política y el corredor Bioceánico es la materialidad más manifiesta de esos esfuerzos de integración”.

LOS DESAFÍOS DEL CORREDOR BIOCEÁNICO

El doctor en Ciencias Económicas, Cristian Morales explica que si América Latina quiere analizar los procesos de integración en el mundo, la Unión Europea es el proceso más completo. Señala que Sudamérica el corredor bioceánico es la materialización de esta integración, cruzando tres países (Chile, Argentina y Brasil), pero que hacen más competitivas las cadenas de distribución y logística de transporte en la región, con destinos como Asia y la misma América Latina. Sin embargo, para que esta integración se produzca se necesita concretar conectividad física.

“La integración tiende a que entre países fluyan bienes, servicios, personas y capital y nosotros estamos en una etapa muy inicial, tenemos un acuerdo de complementación con Argentina, pero lo que se necesita para tener procesos de integración es tener infraestructura física. Sin conectividad vial o de transporte no existe integración y por eso es vital la aprobación del financiamiento por parte del BID de esos US$1.500 millones para materializar el Túnel de Agua Negra”

Agrega Morales que este corredor bioceánico traerá consigo efectos como la congestión y también es posible que se enfrenten temas de contaminación, pero para mitigarlos se debe comenzar a trabajar en planificación urbana, porque “un túnel no lo es todo, es con más carreteras, con mejores vías, con puertos secos y nuevos y mejores puertos y todo eso lleva un tiempo proyectarlo y diseñarlo y primero hay que analizar el real impacto de este corredor en la Región de Coquimbo”

Por ello para el académico, mientras se construye el Túnel se deben ejecutar obras paralelas en tema vial, además de crear servicios al comercio exterior y otras acciones que busquen protocolizar acciones entre los países que integren el corredor. Para Morales, Chile y América Latina para aprender de experiencias como la Europea, deben trabajar no sólo en integración física, sino que también político y económica. Claro se parte con la integración física, pero se debe continuar y profundizar otras áreas y es un tema que lleva tiempo”.




OTRAS NOTICIAS