La actividad económica de la región aumenta en 2,1% gracias al sector minero

16-03-2018

El Índice de Actividad Económica Regional (Inacer), registró un crecimiento en el trimestre octubre diciembre de 2017 (al compararlo con el de 2016), debido principalmente a las actividades mineras y de servicios sociales. Sin embargo, anualmente el indicador registró un decrecimiento anual de 0,3% respecto del mismo período de 2016.

Una recuperación que no se veía desde el año 2015 evidenció el Índice de Actividad Económica Regional (Inacer) para la región de Coquimbo, al registrar dos períodos consecutivos al alza y terminar el año 2017, con un trimestre octubre-diciembre con un crecimiento de 2,1%, al compararlo con el mismo período de 2016.

Los sectores económicos que crecieron fueron principalmente: Minería y Servicios Sociales, Personales y Comunales. En tanto, los sectores Servicios Financieros y Empresariales, Industria Manufacturera, y Pesca destacaron negativamente.

Sin embargo, anualmente el indicador registró un decrecimiento anual de 0,3% respecto del mismo período de 2016, un atisbo de que la economía regional aún está ralentizada, eso sí, con mejores perspectivas a futuro.

MINERÍA CONTINÚA RECUPERACIÓN

Según explicó la jefa de la unidad técnica del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Claudia Cartes, respecto de los sectores que conforman el indicador regional, siete de las once actividades presentaron incidencia positiva. “Minería lideró las alzas explicado por la mayor producción de molibdeno asociada a la mayor ley del mineral extraído, seguido por la producción de plata”, indicó la experta. Por su parte, la producción de cobre, oro y hierro registraron descenso en el trimestre de referencia.

El seremi de Economía, Rodrigo Sánchez, comentó que en general la minería está saliendo de su peor crisis de productividad. Y es que de un tiempo a esta parte, el alto precio del cobre durante el auge de los commodities había obligado a la industria a aumentar en un 150% su mano de obra e inversión, y en un 70% el uso de una energía, hasta en esos años cara. “Por ello, la caída de los precios fue un duro golpe que se resiente hasta hoy”, comentó Sánchez. Sin embargo, asegura que se han llevado a cabo múltiples iniciativas para mejorar la situación.

“La Comisión de Productividad que encabeza Joseph Ramos ha generado una ruta de crecimiento”, indicó. Ella busca mejorar el personal, cambiar la ley de pertenencias mineras, mejorar el sistema de calificación ambiental, haciendo más rápido (no más sencillo) el sistema, mecanizar el sistema interno, modificar las políticas de recursos humanos y enfocar los premios a la productividad general de sistema para ver la producción como un todo, entre otros.

SALUD TAMBIÉN IMPULSÓ LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Asimismo, el sector Servicios Sociales, Personales y Comunales presentó aumento liderado por el subsector Salud. “Esta industria fue al alza debido a un mayor número de atenciones médicas en general, como pueden ser intervenciones quirúrgicas, atenciones odontológicas, o de especialidades como nutricionistas o matronas”, comentaron desde el INE.

Le siguieron Administración Pública, ya que hubo mayor dotación de personal y el crecimiento de la actividad del subsector Educación. En tanto, el sector Propiedad de la Vivienda incidió positivamente en el indicador regional producto del aumento en el stock de viviendas terminadas y también por los trabajos de reconstrucción de las viviendas afectadas por el terremoto y tsunami del mes de septiembre de 2015.

Por último, hay que destacar que los sectores de Transporte y Comunicaciones, Silvoagropecuario, Construcción y Comercio también mostraron desempeños positivos.

SERVICIOS FINANCIEROS Y EMPRESARIALES MOSTRARON DESEMPEÑOS NEGATIVOS

Por su parte, el sector Servicios Financieros y Empresariales presentó descenso por sexto trimestre consecutivo, incidido principalmente por Servicios Inmobiliarios debido al descenso en las ventas reales durante el período, seguido por las bajas ventas en el subsector Servicios Empresariales en general. Un signo que ya se venía conociéndose desde hace ya más de un año por la ralentización de la industria de la construcción, que sin embargo ya ha comenzado a mostrar avances positivos.

“Por otro lado, la Industria Manufacturera actuó a la baja, donde la Elaboración de vinos, de piscos y licores incidió negativamente en el índice”, explicó Cartes.

Finalmente Pesca y Electricidad, Gas y Agua presentaron también bajas importantes.

UNA RECUPERACIÓN CON TINTES CAUTOS: LA VISIÓN DE LOS EXPERTOS

Con todos los datos a la vista, los expertos llamaron a tomar con cautela la recuperación de la actividad económica regional. En este sentido, Pablo Pinto, académico de la Escuelas de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte, sostuvo que se terminó un año complejo con leves recuperaciones en la economía, y que si bien hubo una leve recuperación, hay otras regiones que se ha recobrado mucho más rápido a ritmos de dos dígitos (ver recuadro).

“Uno de los temas que alienta el crecimiento es el sector de la minería, que levanta muchos otros sectores de la economía, como transporte o construcción. Con la recuperación del sector minero, se generan mayores inversiones en otros indicadores”, complementó Pinto.

El experto también destacó el buen desempeño del sector frutícola, ya que hay mejores condiciones de riego.

Sin embargo, Pinto asegura que debe preocupar el hecho de que la recuperación del Inacer tiene que ver, aún con factores de inversión pública, y no privada.

“Por ejemplo, en vivienda hubo recuperación por efectos del terremoto y fondos que se siguen entregando, lo mismo en construcción. Si bien son cifras positivas, se deben recibir de manera más bien cauta, pues lo que sostiene el crecimiento en el tiempo, es la inversión privada, algo que aún falta en la región”, concluyó.

LOS RESULTADOS A NIVEL NACIONAL

Durante 2017, las regiones que registraron las mayores tasas de crecimiento en el Indicador de Actividad Económica Regional (Inacer), en comparación a 2016 fueron Magallanes (10,8%) y Los Lagos (5,7%). Los aumentos presentados en ambas regiones se explicaron, en gran medida, por un alza en la actividad del sector Industria Manufacturera.

Por el contrario, las regiones que presentaron las mayores contracciones en 2017 fueron Atacama (-4,7%) y Aysén (-3,0%). En Atacama la disminución fue explicada por una alta base de comparación en el subsector Obras de ingeniería pública, dada la inversión en proyectos de reconstrucción de infraestructura dañada durante el año 2016, luego del aluvión que afectó a la región en marzo de 2015. En Aysén influyó, principalmente, la menor actividad del sector Minería.

 

“Si bien son cifras positivas, se deben recibir de manera más bien cauta, pues lo que sostiene el crecimiento en el tiempo, es la inversión privada, algo que aún falta en la región”. Pablo Pinto, académico de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN.

 




OTRAS NOTICIAS