Crean escuela para potenciar emprendimientos de mujeres de la Región de Coquimbo

18-12-2015

Cuando una mujer crea un negocio, por lo general, lo hace pensando en su familia en cuanto le da la posibilidad de generar una nueva fuente de ingreso para el hogar. A pesar de ello, aún existen evidentes barreras para el fortalecimiento del emprendimiento femenino, una problemática que está comenzando a cambiar a través de un convenio entre el Sernam y la Universidad Católica del Norte que en octubre de este año dio vida a una Escuela Regional de Emprendimiento Femenino.

Esta iniciativa que está dirigida especialmente a jefas de hogar, en concreto, pretende impulsar y avanzar en la autonomía de las mujeres para mejorar su calidad de vida y su incorporación como sujeto de derechos a los diferentes ámbitos de la sociedad.

En total, se les entregó diversas herramientas para el desarrollo productivo de sus negocios a cerca de 80 mujeres que viven en alguna de las 11 comunas de la región donde se está implementando este programa.

Para la directora regional del Sernam, Marcela Carreño, "las escuelas de emprendimiento son una política pública de la Presidenta Michelle Bachelet que apuesta a la autonomía de las mujeres y que a través de estas capacitaciones y herramienta mejoren la comercialización de sus productos".

Este programa es ejecutado por la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN. El director de esta unidad académica, Cristian Morales, sostuvo que con esta iniciativa se busca formar y fortalecer las capacidades de las emprendedoras de la región de Coquimbo. “Estamos convencido que los emprendedores no tan sólo nacen sino que también se hacen y pueden crear. La manera de hacerlo es a potenciando sus habilidades. Muchas vienen haciendo sus emprendimientos desde hace tiempo y no han tenido las posibilidades de crecer y evolucionar y lo que queremos es mostrarles las vías para que puedan vender más unidades y para eso hay que instalar capacidades”.

Para la selección de las beneficiarias, Sernam realizó un trabajo conjunto con los respectivos municipios, considerando particularmente a aquellos emprendimientos femeninos de preferencia  innovadores o de rubros tradicionalmente masculinizados, como también valorando a aquellas mujeres pertenecientes a agrupaciones productivas o que hayan sido derivadas de Centros de Atención de la Mujer que tengan un perfil de trabajadora por cuenta propia.




OTRAS NOTICIAS