Estudiantes de ECIEM inician presentaciones de sus proyectos integradores

25-11-2016

Las iniciativas buscan que los alumnos integren los distintos contenidos aprendidos, vinculando la teoría con la práctica.

Un total de 24 microempresas regionales recibieron durante este año asesorías por parte de estudiantes de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte sed de Coquimbo, esto en el marco de los ramos integradores I y II cuyos trabajos finales ya están siendo presentados por los jóvenes.

Tal como su nombre lo indica, esta modalidad de aprendizaje busca que los alumnos integren los distintos contenidos aprendidos vinculando la teoría con la práctica, a través de la búsqueda de soluciones a problemas reales que se detectan en diferentes empresas.

La actividad considera aspectos contables, de administración y economía dentro de la formación de sus estudiantes, como parte de su perfil de egreso, y también para vincular a la UCN con el quehacer de los empresarios de la zona.

Las presentaciones de los trabajos finales, evaluadas por los académicos Fernando Contreras y Paulina Gutiérrez, iniciaron el pasado viernes 18 de noviembre y se extenderán hasta el 2 de diciembre.

Maribel Tabilo fue una de las emprendedoras que recibió apoyo de parte de un grupo de estudiantes UCN, quienes la ayudaron a mejorar su marca, denominada artesanías Katari. “Fue una experiencia enriquecedora para mí porque los chicos le pusieron hartas ganas y me explicaron varias cosas que yo no sabía. Me alegra que se hayan interesado en trabajar con mis productos para mejorarlos y que más personas los conozcan”, señaló.

Por su parte, Carolina Riquelme, Directora del Centro de Desarrollo de Negocios La Serena de SERCOTEC, valoró la alianza estratégica entre su institución y la UCN. “Este es un trabajo que comenzamos en marzo de este año y a la fecha llevamos 31 empresas asesoradas por la Escuela de Ciencias Empresariales, con resultados muy satisfactorios”.

Y agrega “esta alianza es provechosa para los tres actores que estamos vinculados, beneficioso para los empresarios porque están acercándose a conocimientos formales que muchos de ellos no tienen y por un periodo de tiempo cuentan con asesores; es beneficioso para la Escuela porque así los alumnos se van aproximando a la realidad regional respecto a cómo se desarrolla un emprendimiento y cuáles son los desafíos que presenta; y es beneficioso para nosotros como Estado porque podemos entregar más y mejores servicios y logramos, finalmente, ir desarrollando las empresas locales”.

Finalmente, Ignacio Zepeda, alumno de tercer año de Ingeniería Comercial, destacó que a través de estas experiencias pueden estar en contacto directo con el medio en el que después deben desenvolverse como profesionales y sostuvo “este ramo nos permite conocer problemas reales y tratar de darles una solución, por lo tanto, ese es el gran desafío para nosotros, poner en práctica toda la teoría que hemos aprendido”.




OTRAS NOTICIAS